Saltar al contenido

Principios físicos de la energía térmica

La temperatura de un material en especifico posee un número determinado de grado (esto se puede expresar en J/g/°C). Los materiales con un calor específico elevado van a necesitar de más energía para calentarlos y van a mantener mas energía a una temperatura específica que los materiales que contienen un calor especifico bajo.

Modos de transferencia de calor

Se puede transferir dentro del cuerpo o desde el mismo por medio de la conducción, convección, conversión, radiación o evaporación.

Conducción:

Es la transferencia de calor que se produce como resultado del intercambio de energía directa entre dos materiales a diferente temperatura. Es decir, cuando los materiales están en contacto uno con el otro. Se va traspasar el calor del material con mayor temperatura al material con menor temperatura. Esto va a ocurre hasta que la temperatura de ambos se igualen. También puede ocurrir que se transfiera calor desde una zona del cuerpo a otra. En el caso de haber aire entre el agente térmico y el paciente. El calor se transferirá primero desde el agente térmico al aire y luego desde el aire al paciente. (Ejemplo: Bolsas de calor o frío)

Recomendaciones para la transferencia del calor por conducción:

Mientras mayor sea la diferencia entre la temperatura del agente de calentamiento o enfriamiento y la parte del cuerpo sobre la que se aplica, más veloz es la transferencia de calor.

Existen materiales con una conductividad térmica elevada que van a  transferir el calor más rápido que los que tienen una baja conductividad térmica (estos últimos se pueden usar como aislante). El metal tiene una conductividad térmica elevada, por lo que al momento de la rehabilitación se deben quitar las joyas metálicas de cualquier zona que entre en contacto con un agente térmico, ya que puede causar quemaduras o enfriamiento de la piel. Cuando más extensa sea el área de contacto, mayor será la transferencia total. Debemos de tomar en cuenta que la velocidad de aumento de la temperatura disminuye en proporción al grosor del tejido.

Principios de la energía térmica y el calor

Convección

Es la transferencia de calor a través del contacto directo de un agente térmico que está en movimiento con un material a diferente temperatura, mientras más rápido se mueve, mas alta será la velocidad de transferencia de calor. El flujo sanguíneo también transfiere calor por medio de la convección para reducir los cambios locales en la temperatura del tejido. Esto funciona como protección cuando aumenta la temperatura en el tejido, ya que aumenta el flujo de sangre para que de esta manera la temperatura del tejido vuelve a los niveles normales, así se reduce el riesgo de quemaduras. (Ejemplo: Piscinas de chorros y fluidoterapia)

Conversión

Es la Transferencia de calor por la conversión de una forma de energía como la mecánica, eléctrica o química, en calor. Dependiendo de la potencia del origen de la energía será la transferencia de calor. También hay que tomar en cuenta otros factores para la velocidad de aumento de la temperatura del tejido, como lo es el tamaño del área a tratar, del tamaño del aplicador y de su eficiencia para la transmisión, además del tipo de tejido en tratamiento. No se necesita que el contacto directo pero si que el material sea buen transmisor de este tipo de energía. Los agentes que calientan por conversión pueden tener también otros efectos fisiológicos no térmicos. (Ejemplo: Ultrasonido y Diatermia)

Radiación

Es la transferencia de energía sin requerir del contacto directo o la participación de ningún medio. Dependerá de la intensidad de la radiación, de los tamaños de la fuente de radiación, de la zona a tratar, de la distancia de la fuente a la zona de tratamiento y del ángulo de la fuente con respecto al tejido. (Ejemplo: Lámpara infrarrojo)

Evaporación

Es el cambio del estado líquido a gas o a vapor con el fin de absorber energía. Esta se absorbe en forma de calor causando una disminución de la temperatura. Podemos tomar como referencia la evaporación del sudor actúa también enfriando el cuerpo, este es un mecanismo homeostático cuyo objetivo es ayudar a que la temperatura corporal vuelva a su estado normal. (Ejemplo: Sprays con vaporización de frío)